Incumbencias Profesionales de los Guias en Chile

Las «certificaciones» que poseen los guías acreditan los «terrenos» y las «actividades» para los que se han formado y los «habilitan» para desarrollar «actividades guiadas en terrenos específicos».

Estas mismas certificaciones se correlacionan con las «clases» en las que se pueden registrar como prestadores de servicios turísticos en Sernatur, y los límites para el desarrollo de su profesión son los siguientes:

Definición de terreno de “alta montaña”

Es un terreno montañoso, relativamente elevado, pero de altitud no específica que tiene condiciones geográficas particulares de nieve, hielo, roca, clima, exposición y aislación, donde existen riesgos para la salud y hasta la integridad física del hombre. El alto grado de exposición a los peligros objetivos y subjetivos del ambiente requiere de un gran dominio de técnicas específicas y de mucha experiencia para interpretar los cambios en las condiciones de la montaña y adaptarse a las mismas. Un eventual rescate organizado sería una situación sumamente compleja.


Situación nacional actual y la visión de la ANGM

El desarrollo de la profesión de guia y principalmente de los guías de montaña en Chile ha sido dispar a la de otros países, sobre todo de nuestros vecinos. Es recién en el año 2024 que esperamos tener la primera generación de Guías UIAGM formados en el territorio nacional. Sin embargo esto no significa que en Chile no se esté guiando en terreno de alta montaña, como tampoco que no existen guías UIAGM o guías con experiencia y conocimientos para guiar en estos terrenos.

Existen hoy en día Guías de Alta Montaña que se han formado en distintos procesos desarrollados en el extranjero. Principalmente mediante la «AGMTB», la Asociación de Guías de Montaña y Treking de Bolivia, varios de ellos miembros e instructores de la ANGM.

También existen diversas rutas y montañas que corresponden a terrenos de alta montaña en las cuales se ha desarrollado el guiado como actividad profesional de manera de regular desde mediados de los años noventa.

Es la visión de la ANGM de que todo terreno de alta montaña sea guiado por guías de alta montaña con certificación UIAGM.

Sin embargo, hoy en día nos encontramos en un proceso de transición. En el que se está formando una primera generación de guías de alta montaña – que esperamos sea el inicio de una formación periódica de nuevos guías en Chile –, en el que existen algunos guías UIAGM, y en el que existe un universo importante de guías que se han formado en otros procesos y circunstancias. Muchos de estos guías se han especializado en rutas y montañas especificas: como puede ser el caso del volcán Villarica, el volcán Osorno, el Ojos del Salado y otras montañas sobre los 6.000 metros de altitud, CHPS, y diversas rutas de escalada.

Entendiendo el momento en el que nos encontramos, como ANGM buscamos apoyar a estos guías a continuar desarrollando su profesión mediante la formación. Idealmente mediante la obtención de la certificación UIAGM, pero entre tanto buscando entregar herramientas y a generar instancias publico-privado para la correcta gestión de estos destinos, y por sobre todo el correcto desarrollo de la actividad del guía de Alta Montaña por quienes han sido responsables del desarrollo de la profesión en los últimos veinticinco años.